Bienvenid@s a la web de “nuevArmonía”
donde comparto mi visión acerca de la “Medida de Gea”.


“Geometría: Ciencia del Orden al Servicio de la Consciencia, Para Restaurar la Belleza en el Orden y el Orden en la Belleza”





¿Qué es Geometría?
Geometría es una palabra compuesta, de origen griego, que significa “medida de la tierra” o “la medida de Gea”. Esta ciencia trata precisamente de la observación del espacio, para ver y entender cómo las formas se relacionan entre sí aquí “abajo”, en la Tierra donde estamos nosotros, de modo que podamos hacernos una idea e intuir cómo deben ser las relaciones allá “arriba” en el Cielo.

En nuestro mundo, percibimos lo cotidiano con cada uno de nuestros sentidos, desde lo más sutil a lo más denso. Cada forma emite una vibración y cada vibración genera una forma. Todo es vibración, por eso, incluso un pensamiento puede crear o modificar una forma de la misma manera que la forma de un objeto, habitación o edificio, puede cambiar nuestros pensamientos, sensaciones y estados de ánimo.

Es probable que hayas escuchado hablar de “Geometría Sagrada” y tal vez te hayas dado cuenta de que ese término lo uso en contadas ocasiones. No porque la Geometría no sea Sagrada sino porque me gusta presentarla como lo hacían en la antigüedad, donde ciencia y espiritualidad no estaban separadas, y por lo tanto no había “Geometría” por un lado y “Geometría Sagrada” por el otro. Es decir, no eran 2 temas diferentes, sino una sola ciencia.

Si tuviera que poner un “apellido” a la Geometría, éste sería Consciente: “Geometría Consciente”. Así es como me gusta denominarla.

¿Qué es Consciencia?
Es la capacidad que tiene el ser humano de darse cuenta de que se da cuenta.

La Consciencia requiere una atención constante y plena, que en un principio tal vez suponga un “trabajo”. Con el tiempo de práctica necesario, quedará incorporado como un hábito y se transformará en algo “natural”. Aunque en realidad, ya lo era. Cuando miramos hacia dentro, ¿por qué lo llamamos “trabajo” interno? Ir hacia dentro es, o debería ser un estado natural en el “Serhumano”. Pero a causa de la falta de práctica se olvida y pierde el camino, y entonces recuperarlo requiere un esfuerzo, un trabajo… cuando en realidad no hay que hacer nada para sentir lo que uno siente o para estar donde siempre uno ha estado.

La observación consciente o el estar despierto, es una cualidad natural que está con nosotros desde que nacemos, pero si no la utilizamos se adormece, la olvidamos; olvidando incluso la posibilidad de despertar.

Considero que la Consciencia es un buen complemento de la Geometría y viceversa. Cuando me doy cuenta de la “medida de la tierra” de la figura que observo, algo sucede en mi interior. Es ahí, en el silencio y la intimidad del corazón de cada persona, donde lo Sagrado sucede. Creo además, que cuando este sentir sale al exterior con palabras, pierde su cualidad “sacra”, es por eso por lo que no uso ese término, para que no se desgaste con su uso. En cualquier caso, es algo muy subjetivo y no tiene por qué ser así en todas las personas.




El Cosmos está basado en Leyes que se expresan en la Geometría y producen Orden, Equilibrio y Armonía. Esa es la información que nos traen las formas geométricas. Alcanzamos su comprensión, simplemente con el uso del compás y la regla.

Este es el motivo por el cual, cuando conscientemente observamos o estudiamos la geometría, lo que recibimos a cambio es el O. E. y A. del Cosmos, que subyace en sus formas, proporciones, patrones y simetrías.

Por el principio de “acción y reacción”, cuando “pongo” consciencia en las medidas de Gea, “recibo” a cambio el O. E. y A. que la conforman y dan vida. La inteligencia viva, cobra forma y me doy cuenta. Se genera así, un movimiento continuo entre la forma, el observador y la consciencia que, si lo permitimos, será permanente.

         La Consciencia da Forma a la Vida.

Adelante caminante. Te invito a recorrer esta web y a que compartas tus sensaciones.

Gracias por tu visita. Espero que nos encontremos en el camino.

Claustro gótico de la catedral de Pamplona.